Arthrospira platensis al microscopio óptico

 

Hay mucha confusión al referirse a la espirulina ¿Pero qué es realmente? y ¿por qué es tan especial?

Se denomina comúnmente “espirulina” a dos especies de cianobacterias del género Arthrospira (A. platensis y A. máxima) que se cultivan para el consumo humano y animal como complemento alimenticio. Es uno de los seres vivos más antiguos del planeta, con unos 3.600 millones de años y todo apunta a que las cianobacterias fueron los primeros organismos que realizaron la fotosíntesis, mucho antes que los vegetales. Pincha aquí para conocer más sobre el origen de la espirulina. Tomó el nombre de espirulina debido a su particular forma espiralada y porque hasta que en 1892, Turpin ex Gomont, separó el género Spirulina del género Arthrospira, no se hacía distinción entre ellas. Es uno de los seres vivos más antiguos del planeta y todo apunta a que las cianobacterias fueron los primeros organismos que realizaron la fotosíntesis, mucho antes que los vegetales.

Son microorganismos fotosintéticos acuáticos, que en su hábitat natural, forman parte del fitoplancton (fito=planta y plancton=organismos en suspensión). Es decir, son pequeñas células que pululan por el agua y que se alimentan del sol y los minerales disueltos en ella. En el caso de la espirulina, las células se organizan en hebras helicoidales llamadas tricomas, que son lo que le dan su particular forma espiralada (y que dio origen a su nombre común) Tras muchas cavilaciones nombres y renombres, se las llamó cianobacterias (ciano=azul) debido a su particular color verdeazulado. De hecho, muchos aún las estudian como “algas verdeazuladas” aunque esta denominación ya está obsoleta. Su característico color azul, se debe a la ficocianina, un pigmento fotosintético con sorprendentes propiedades.

desayuno saludable

“Desayuno arcoiris” con ficocianina

Entonces,  ¿son algas o son plantas?

– ¡Pues ninguna de las dos! Pese a que todas realizan la fotosíntesis para obtener energía, a nivel celular no tienen nada que ver con la espirulina. Las algas y las plantas pertenecen al reino vegetal mientras que las cianobacterias (como la espirulina) pertenecen al reino protista o lo que es lo mismo reino bacteria. Cabe aclarar que algunos géneros de algas también pertenecen al reino protista (como las algas pardas y rojas).

Y contrariamente a lo que algunos dicen, no es mitad animal y mitad vegetal; de hecho lo más correcto sería decir que no es NI vegetal NI animal, de hecho está a medio camino entre ambas, porque surgió cuando aún no estaban diferenciadas evolutivamente.

 

¡Oh no, entonces estoy comiendo bacterias!

– Sí. Pero no te asustes, no todas las bacterias son malas, de hecho la gran mayoría son inofensivas, incluso algunas son beneficiosas, como los famosos lactobacilos de tu yogur. La espirulina es una bacteria fotosintética, así que no tiene ningún interés en colonizarte, solo quiere luz, aire, minerales y ser feliz. Es algo así como una superplanta, pero en miniatura.

 

¿Y todo eso es importante? Yo solo quiero comer espirulina…

– A simple vista, puede parecer poco importante, pero si nos fijamos atentamente, veremos que estas diferencias son cruciales para comprender por qué la espirulina es un alimento tan recomendado.

Esquema de una célula vegetal

– Lo primero que llama la atención es lo gruesa que es la pared celular (esa capa verde que recubre las células) de los vegetales y lo fina que es en las cianobacterias. Pero además del grosor, la primera está compuesta mayoritariamente por celulosa, mientras que en las bacterias esta membrana es mayoritariamente de peptidoglucanos. La celulosa resulta muy útil para las plantas porque protege sus células como una cámara acorazada, pero también es muy difícil de digerir para la mayoría de seres vivos. Y, a no ser que se someta a agresivos tratamientos, no permite que los nutrientes del interior de la célula sean digeridos y asimilados.  Sin embargo, la pared de la espirulina apenas tiene ceulosa, por lo que es más débil y se rompe fácilmente durante la digestión.

– También llama la atención que el ADN de las cianobacterias se encuentra un poco

Esquema simplificado de una cianobacteria

“desordenado” mientras que en las células vegetales está cobijado dentro del núcleo, como el cofre del tesoro de la célula. El ADN, también es una fuente de nutrientes importantes para los seres vivos, así que estará más disponible cuanto menos protegido se encuentre.

 

El resto de diferencias son menos relevantes para lo que nos interesa a nosotros (comérnoslas) pero se ve también cómo la práctica totalidad de las células de las cianobacterias están compuestas por ribosomas y tilacoides, lugar en el que se aloja la clorofila, el betacaroteno y la ficocianina (sus pigmentos fotosintéticos). Unas de las proteínas más importantes y apreciadas a nivel nutricional.

En cambio, en las células vegetales, éstos pigmentos están dentro de los cloroplastos, unos orgánulos que son los encargados de llevar a cabo la fotosíntesis. De hecho, todo apunta a que los cloropolastos  son en realidad bacterias fotosintéticas que se “quedaron a vivir” en simbiosis dentro de otra célua heterótrofa… Lee nuestro post sobre el origen de las cianobacterias para saber más.

 

¿Y esto qué significa?

¿Es un pájaro, es un avión? No, es… ¡¡supermicroalga!!

-Significa, sencillamente, que la espirulina es un alimento mucho más digerible que los vegetales u otras microalgas (como la Chlorella, por ejemplo) por eso sus nutrientes son tan fácilmente asimilables. El hierro y las proteínas que contiene, tienen una bioasimilación muy elevada comparada con otros alimentos. Entraría en la categoría de superalimento, pero además su cultivo es beneficioso para el medio ambiente, así que podríamos decir que la espirulina es unasupermicroalga” .

Es uno de los aliados para luchar contra la desnutrición y las Naciones Unidas la tienen muy prestente.

 

Entonces, ¿por qué se le llama microalga a la espirulina si no lo es?

– Durante mucho tiempo estuvo incluida en el grupo de las microalgas (vegetales microscópicos) y a efectos prácticos y de cultivo es muy similar a ellas. Por eso solemos referirnos a la espirulina como una microalga e, incluso, en muchos textos científicos se utiliza este término para hablar de ella. Pese a no ser correcto del todo, está ampliamente aceptado, y a muchas personas les resulta más fácil de comprender.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Espero que se te hayan aclarado un poco las dudas,  si quieres saber más, en esta página encontrarás mucha información sobre la espirulina artesanal ¿Pero aún no conoces la diferencia entre espirulina artesanal y espirulina industrial? Pincha aquí y te lo contamos.

1 comentario
  1. Toñi Gallego
    Toñi Gallego Dice:

    Super interesante… Me he quedado sorprendida de lo útil y necesaria para complementar y equilibrar el ajetreado ritmo de vida que llevo y todo el desgaste al que someto a mí pobre sistema inmune… Esto me termina de animar a incluirla en mi dieta de forma diaria…. Y más con estos virus nuevos que nos visitan ya tan amenudo…. GRACIAS por toda esta información tan completa y amena

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Responder a Toñi Gallego Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *