La idea de crear un blog sobre espirulina artesanal surge porque, a pesar de que la espirulina es un complemento alimenticio ampliamente utilizado desde hace décadas, poco se sabe de su forma de producción y de cómo ésta afecta a la calidad del producto que llega finalmente a tus manos. La gran mayoría de la espirulina que se consume y vende en el mundo está cultivada y secada de forma industrial, perdiendo muchas de sus propiedades potenciales, pero se sigue vendiendo como lo que debería ser. La espirulina artesanal (familiar o secada a baja temperatura) es la forma más pura y verdadera de obtener todos los nutrientes y aprovechar al máximo sus propiedades medicinales.

En este blog queremos hacer de puente entre el conocimiento científico de los innumerables estudios que existen y el demasiado coloquial, lleno de incorrecciones y mitos, corroborando la información que damos y respaldándola con artículos científicos. No nos sacamos nada de la manga, es información cruda y sin aditivos, pero expresada de forma que todo el mundo pueda tener acceso a ella. Estamos abiertos a modificar la información si hubiera algún error y a actualizarlo con nuevos datos y descubrimientos ¡No dudes en escribirnos!

Nace de la pasión de una bióloga marina, especializada en el cultivo de biomasa con microalgas y de una necesidad: saber qué comemos, de dónde viene y cómo se ha cultivado. Un alimento sano, libre de químicos y local es la mejor forma de conseguir soberanía alimentaria. Crear nuestros propios recursos y ganar en resiliencia.